Inicia Sesión / Regístrate

Espiritualidad

Meditación

La meditación ha sido una práctica realizada por centenares de culturas a lo largo de la historia, una forma de contactar con aquella dimensión espiritual de paz y conciencia absoluta, o más bien cuyo objetivo consiste en hacer que la mente llegué a un vacío sereno, pero no a un estado de blanco total. Para beneficio y como facilitador existen varios aceites y aromas que inducen a la meditación. Sus efectos rituales han sido comprobados como efectivos a lo largo de la historia en distintas etnias, culturas y religiones. Frotar las extremidades, cuerpo y/o rostro ayudará a la persona a entrar más rápido en un estado de relajación, al inundarse de aromas exquisitos y naturales.

Yoga

El yoga es una disciplina milenaria surgida en las antiguas culturas de la India, cuyo origen está ligado muy de cerca a las practicas hindúes y budistas. Esta disciplina de meditación busca armonizar tanto el cuerpo como la mente para lograr una unión entre el alma individual y la divinidad; la percepción del yo espiritual y el material; el bienestar físico y mental.Son muchos los beneficios que aporta el yoga a nivel físico, mental y emocional, a tal punto que se dice que su práctica habitual puede cambiarnos la vida. Basta dedicar diez minutos al día antes de acostarnos para que mejoren nuestros hábitos de sueño. Además, a medida que practiquemos durante más tiempo, alcanzaremos un profundo estado de bienestar y empezaremos a notar los beneficios que nos servirán de estímulo para seguir avanzando. Cabe mencionar que utilizar aceites en las sesiones de yoga se ha vuelto común entre sus practicantes, debido a que mejoran mucho su efectividad al aromatizar el ambiente, ya sea mediante un difusor, o para armonizar el cuerpo al momento de meditar. El objetivo de esta disciplina es procurar el equilibrio la armonía y coordinar el cuerpo con el espíritu, y los aceites aromáticos potencian los beneficios obtenidos. Practicar yoga con regularidad es una excelente forma de aliviar el estrés y las tensiones que acumulamos y que nos pasan factura tanto a nivel físico como mental. Para esto explicaremos los beneficios físicos que podemos conseguir.

Beneficios:


  • Fortalece los huesos

    Las distintas posiciones y movimientos que involucran los ejercicios de yoga fortalecen los huesos, dado que aumentan la densidad ósea. Por ejemplo, las posturas de pie son excelentes para los huesos de las piernas y las caderas. De esta manera, practicar yoga ayuda a prevenir enfermedades como la osteoporosis o degeneración de los huesos.

  • Agiliza la mente

    Siempre te hemos recalcado que el ejercicio físico no sólo fortalece huesos y músculos, sino también órganos fundamentales como el corazón y el cerebro. Particularmente, en lo que a salud cerebral respecta, el Dr. Loren Fishman de Nueva York asegura que el yoga aporta excelentes beneficios para el cerebro y sistema nervioso central, pues engrosa las capas de la corteza cerebral -la parte del cerebro relacionada con el aprendizaje- y aumenta la neuro plasticidad. ¿Qué significa esto? Que se desarrolla nuestra capacidad de aprender cosas nuevas. El estrés es considerablemente uno de los mayores problemas en la actual sociedad, veloz y competitiva, por ello con tomar tan sólo una clase de yoga sentirás un estado de relajación y tranquilidad realmente placenteros, necesarios para mejorar nuestro estado de ánimo. La respiración pausada y profunda de los ejercicios del yoga nos ayudan a alcanzar la paz mental y emocional para combatir el estrés y la ansiedad. Finalmente, esto a su vez y como consecuencia alivia inflamaciones y fortalece el sistema inmune.

  • Duermes mejor

    Una investigación del Instituto Nacional del Cáncer en Estados Unidos descubrió que las personas sobrevivientes de cáncer, que tenían problemas para conciliar el sueño debido a los tratamientos de la enfermedad, lograron dormir más profundamente cada noche una vez que tomaron programas de yoga suave, como el Hatha. Además, a partir de que durmieron mejor, utilizaron menos medicamentos.

  • Más flexibilidad y movilidad articular

    Las diferentes posturas de yoga fortalecen y aumentan la flexibilidad de los músculos, ligamentos, tendones y fascias, que son los tejidos que envuelven a los músculos y todos los órganos del cuerpo, lo que mejora el estado de nuestro sistema locomotor. Según WebMD, aquellas personas que han practicado yoga en sólo 8 semanas mejoraron su flexibilidad y movilidad articular en un 35%.

  • Protege el corazón

    El yoga reduce la presión arterial y ralentiza la frecuencia cardíaca, además de que disminuye los niveles de colesterol malo y triglicéridos. Como al mismo tiempo también reduce el estrés, los ejercicios de yoga lo ofrecen todo para prevenir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Consejo de Monoï Tiki Tahiti

Efectivamente realizar yoga y meditación aportan múltiples beneficios tanto para la salud física como mental. La efectividad de esta práctica consiste en la frecuencia de su realización, la asesoría o enseñanza profesional, y finalmente lograr hacerlo en un estado relajado, ya sea por el ambiente o con uno mismo. Para mejorar la efectividad y los beneficios del yoga recomendamos la utilización de nuestros aceites Monoï Tiki Tahiti debido tanto a sus beneficiosas propiedades como sus potentes y relajantes aromas naturales.

¿Necesitas ayuda?